Tallarines con salsa verde

Tallarines con salsa verde

En el siglo 19 hubo en el Perú una ola de inmigrantes de Europa y entre ellos llegaron muchos italianos que se fueron estableciendo en Lima y El Callao. Y con ellos llegaron muchos platos típicos italianos que fueron influenciando la cocina peruana. Así fué como surgió la receta de los “tallarines verdes”, basada en la “pasta al pesto” oriunda de Italia. Sin embargo la receta fué adaptada de acuerdo a los ingredientes que habían disponibles en el Perú, de modo que lo único que realmente quedó de la receta original italiana fué la albahaca. Una de las mayores diferencias entre ambas versiones es que los peruanos no sólo usan albahaca sino también le ponen espicana, la cual le da una consistencia muy agradable a la salsa. Y por cierto, ésta es una excelente forma de conseguir que los niños coman las espinacas que son tan sanas y que los niños suelen rechazar. ¡Y a los niños les gusta tanto que hasta para mí, desde que era muy pequeña, los “tallarines verdes” eran mi plato favorito! La receta que aquí les presento es mi propia versión de este plato – Es así como la preparo desde hace años y a todo el mundo le gusta

Ingredientes (para aprox. 4-6 personas):

  • 500 gramos de tallarines (los spaghettini delgaditos quedan especialmente ricos con esta salsa)
  • 180 gramos de albahaca
  • 120 gramos de espinaca
  • 150 gramos de queso fresco (recomiendo no usar queso magro porque en ese caso la salsa queda muy aguada)
  • 180 ml de crema de leche
  • un puñado de almendras
  • un chorro de aceite de oliva
  • una cucharadita de ajo molido
  • sal al gusto

Preparación:

  • Poner a hervir agua con un poco de aceite y sal en una olla grande.
  • Hasta que el agua empiece a hervir, empezamos a preparar la salsa: Primero se lavan las hojas de albahaca y espinaca.
  • Reservar algunas hojitas de espinaca para servirlas al final (si son pequeñas, enteras, y si son grandes, picadas en tiras).
  • En una licuadora, licuar el resto de la albahaca junto con la espinaca, el queso, la crema de leche y las almendras. Recomiendo empezar con poca crema de leche, es mejor ir añadiéndola poco a poco para que la consistencia sea cremosa. Si a pesar de todo la salsa quedara muy aguada, añadirle queso o almendras al gusto.
  • Echar los fideos a la olla con agua y hervirlos a fuego moderado y sin tapa unos 6 a 10 minutos según las instrucciones del envase. Revolver de vez en cuando.
  • Mientras los fideos se cuecen, doramos el ajo molido en un poco de aceite de oliva en una olla mediana. Luego añadimos la salsa de la licuadora a la olla con el ajo, sazonamos con sal, revolvemos bien y dejamos que se cocine a fuego lento máximo 5 minutos.
  • Colar los fideos, devolverlos a la olla, sazonarlos con una pizca de sal y un chorro de aceite de oliva y revolver bien.
  • Servir los fideos con la salsa y añadirles las hojitas de albahaca que reservamos al principio. ¡Esas hojitas frescas le dan a la salsa un saborcito fresco!
  • Variantes opcionales: Muchos peruanos sirven encima de la salsa un bistéc de res. Yo prefiero este plato sin carne, o a veces con unos langostinos fritos encima. ¡Queda riquísimo!

¡Buen provecho!

Y aquí la receta en alemán / Und hier das Rezept auf Deutsch: Spaghetti mit Basilikumsoße

Si te ha gustado esta receta, dame un “like” por favor y compártela con tus amigos. ¡Gracias!

Advertisements

Leave a Comment.